Cómo afecta el calor a las varices

¿Cómo afecta el calor a las varices?

Consejos varices

El verano y las duchas con agua caliente en invierno parecen ser nuestro salvavidas ante las bajas temperaturas. Sin embargo, aunque te hagan sentir calentito, tienen sus consecuencias en la circulación sanguínea, y en especial, sobre las varices.

Las varices son venas dilatadas y muy visibles a través de la piel que con frecuencia empeoran durante los climas cálidos o frente a altas temperaturas. Aparecen conforme envejeces, y tienen una coloración azulada o verdosa que las hace muy antiestéticas a simple vista.

¿Alguna vez te has preguntado por qué tus varices empeoran en verano? Si bien el calor es beneficioso contra el estrés, el dolor y los músculos, en ciertos aspectos puede ser perjudicial. Descubre a continuación cómo perjudica la circulación y qué puedes hacer para evitar que tus varices empeoren en verano.

¿Qué son las varices y por qué aparecen?

Como debes saber, las venas transportan nuevamente al corazón la sangre no oxigenada proveniente de los órganos y los tejidos. Una vez ahí, atraviesan los pulmones para nuevamente recargarse de oxígeno y viajar ahora por las arterias.

Cómo afecta las altas temperaturasLas varices, también llamadas venas varicosas, son venas dilatadas y muy notorias a través de la piel producto de una mala circulación. Tienen una tonalidad azulada o verdosa, y su distribución más frecuente es en las piernas.

La principal razón de por qué aparecen las varices es por problemas en las válvulas venosas. Tus venas internamente están dotadas de un sistema valvular, que no son más que estructuras que funcionan como compuertas para impedir que la sangre se regrese o fluya en sentido contrario.

Cuando las válvulas se encuentran deterioradas o funcionan con problemas, la sangre tiende a regresar a los tejidos o quedarse acumulada en las venas. Las mismas se dilatan, y poco a poco se hacen tortuosas y visibles debido al líquido contenido en ellas.

Varices y altas temperaturas

El calor es un recurso económico y muy provechoso para ciertas afecciones. Una bolsa con agua caliente puede funcionar al mismo tiempo como antiinflamatorio, relajante, antiestrés y analgésico, sobre todo en problemas musculares.

el calor afecta a las varicesLas altas temperaturas tienen un efecto vasodilatador, que consiste en aumentar el diámetro de los vasos sanguíneos por relajación de los músculos arteriales, para permitir que más sangre fluya a través de ellos.

Este efecto es provechoso porque permite que más sangre llegue y oxigene ciertos tejidos, y es muy útil para favorecer la circulación arterial y estimular el metabolismo celular.

Sin embargo, las arterias no funcionan como las venas, de hecho, son casi lo opuesto y las altas temperaturas ejercen en ellas un efecto perjudicial. 

Las venas son vasos de paredes muy delgadas y con poco músculo, por lo que no tienen esa dureza característica de las arterias y, mientras más líquido exista en ellas, más fácil pierden su diámetro y se dilatan.

Si a esto le sumas la vasodilatación del calor, conseguirás que tus venas con varices, ya dilatadas, se ensanchen aún más y retengan más sangre, empeorando el cuadro varicoso y los síntomas.

cita varices

Entonces, ¿qué es mejor para las varices, el frío o el calor? 

Aunque suene contradictorio, el frío y las bajas temperaturas son lo mejor para las varices, ya que promueven la contracción de los músculos en las paredes de las venas haciéndolas más pequeñas y cerradas.

Cuando el diámetro de un vaso venoso disminuye automáticamente, la sangre se impulsa con fuerza, como si de una manguera a presión se tratara. Esto ayuda a que el flujo se direccione hacia el corazón y mejore notablemente la circulación y los síntomas asociados.

¿Cómo afecta el calor a las piernas?

Es posible que durante los climas cálidos y el verano sientas que tus piernas se hacen más pesadas, hinchadas o sin fuerza. También es probable que:

Cómo afecta el calor a las varices

  • Las venas se hagan más notorias a través de la piel
  • Sientas los pies hinchados
  • Al presionar el tobillo, veas que tu dedo deja una marca en la piel 
  • Al final del día sientas dolor, comezón u hormigueo
  • Sufras de calambres a lo largo del día

Estos son síntomas característicos de la enfermedad venosa, y ante la presencia de uno o más de ellos debes acudir con un especialista para evitar que la condición avance y lleve a complicaciones. Sabemos cómo afecta el calor a las varices y te ayudamos a tratar el problema de tu salud vascular.

¿Qué hacer en verano con las varices?

Cómo afecta el calor a las varicesLas varices son muy frecuentes, y por fortuna existe una solución tanto para prevenirlas como para eliminarlas sin dolor.

Lo primero que debes hacer antes de que el verano te coja por sorpresa es acudir con un profesional en Flebología y Linfología que evalúe la severidad de tus varices, su localización y características clínicas.

Cada paciente es un caso diferente que conlleva medidas y tratamientos que se ajusten a las necesidades de su condición. Por ello, el plan terapéutico es individualizado, en función de los hallazgos encontrados durante la evaluación médica y según el criterio del médico tratante.

Sin embargo, hay cosas que puedes hacer desde casa para disminuir las exacerbaciones y evitar que las varices empeoren durante el verano:

  • Muévete y no dejes que el calor se apodere de ti. Trotar o caminar en verano puede parecer una pesadilla debido al calor intenso, pero este ejercicio es una manera muy efectiva de fortalecer los músculos que rodean las venas de las piernas y aumentar la presión que estos ejercen sobre los vasos.
  • Evita los alimentos ricos en sal. La sal promueve la retención de líquidos, y esto a su vez favorece la dilatación de las venas. 
  • Alterna entre duchas de agua caliente y agua fría. Alternar entre calor y frío es una buena manera de mantener la presión arterial acorde y el calor controlado. Si puedes, intenta bañar tus piernas con agua fría al final del día, esto aliviará los síntomas varicosos y favorecerá el retorno de sangre desde los pies hacia el corazón.
  • Evita pasar mucho tiempo de pie o en una misma posición. Esto favorece la retención de líquidos, sobre todo en las piernas por efectos de la gravedad. Para contrarrestarlo, eleva tus pies por encima del nivel del corazón cada cierto tiempo, especialmente si por cuestiones laborales debes estar sentado o de pie por varias horas.

Ya sabes cómo afecta el calor a las varices y que deberías hacer para mejorar tu salud vascular en verano. Si a pesar de estos consejos los síntomas no mejoran, consulta con un profesional para iniciar un plan terapéutico orientado a las necesidades específicas de tu condición.

Encuentra la solución a tu problema varices en Centro de Estudios Vasculares

En Centro de Estudios Vasculares encontrarás expertos con más de 20 años de trayectoria en problemas de circulación. Pide tu primera cita y dile adiós a las varices.

cira varices centro vascular

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.
Necesita estar de acuerdo con los términos para continuar

Menú
Abrir chat