varices tronculares en las piernas

Tratamiento varices tronculares

Tratamientos

La enfermedad varicosa es una de las enfermedades más comunes en todo el mundo, y las varices, su síntoma más característico. Además, pueden aparecer varices tronculares en las piernas que no sólo son un problema estético, sino que son consecuencia de alteraciones en el sistema venoso que impiden su correcto funcionamiento. 

Se estima que alrededor de 2.500.500 personas en España tienen varices, y por lo general las mujeres son las más afectadas, aunque los hombres no están exentos de padecerlas. A su vez, existen varios tipos dependiendo del daño en las venas y cuán severas sean las lesiones, yendo desde pequeñas venitas inflamadas hasta úlceras, flebitis y hemorragias.

Descubre a continuación los diferentes tipos de varices y cómo tratar las varices tronculares.

Varices: ¿Qué tipo de variz tengo?

De manera específica, las varices -también llamadas venas varicosas– son venas dilatadas de coloración azulada/verdosa que sobresalen de la piel. Suelen tener una forma tortuosa, y con frecuencia aparecen en las piernas y pies.

Se producen como consecuencia de defectos en las válvulas venosas, lo que impide el flujo de la sangre y favorece su estancamiento. Debido a esto, las venas se dilatan y progresivamente condicionan a síntomas de severidad variable, como cansancio, hinchazón y dolor.

Al mismo tiempo, las varices pueden clasificarse en grados dependiendo de cuán avanzada esté la insuficiencia venosa. Así, de menor a mayor, tenemos:

eliminar varices tronculares

Grado I

También llamadas varices reticulares o telangiectasias, las varices grado I son pequeñas dilataciones venosas que comprometen sólo a los vasos de pequeño calibre, como los capilares o las venas más superficiales. 

No son peligrosas ni se asocian a complicaciones, aunque en determinadas ocasiones pueden evolucionar a las varices tipo II y producir síntomas de insuficiencia venosa crónica.

Grado II

Son varices de mayor tamaño, más visibles y más tortuosas que las anteriores. Se asocian con síntomas como pesadez al caminar, dolor, inflamación y edema. Con el tiempo, pueden ocasionar flebitis y derivar en otras complicaciones. 

Grado III

Las varices grado III aparecen por el fracaso de todos los mecanismos reguladores para distribuir el flujo sanguíneo, y consisten en venas muy grandes, inflamadas y palpables como una protuberancia.

Conocidas igualmente como varices tronculares, estas venas de mayor tamaño habitualmente están producidas por la insuficiencia en alguna de las venas safenas o sus ramas. Además de asociarse con los típicos síntomas varicosos, también pueden acompañarse de cambios de color en la piel y necrosis.

Grado IV

Se considera que las varices son de grado IV cuando tienen las características morfológicas de las anteriores y se acompañan de alguna complicación, como cambios tróficos de la piel, hemorragias, úlceras o tromboflebitis.

cita varices

Varices tronculares: ¿Son peligrosas?

Las varices tronculares en las piernas son poco frecuentes, pero más perjudiciales. Con ellas existe una mayor probabilidad de complicaciones y riesgos, ya que cuando la insuficiencia venosa avanza hasta el grado III, es muy probable que existan hemorragias o tromboflebitis a corto o mediano plazo.

También existe un problema de oxigenación tisular, ya que al estar las venas tan dilatadas, la sangre se escapa hacia otros espacios y con ella los glóbulos rojos, quienes son los principales transportadores de oxígeno. Esto progresivamente lleva a la muerte de los tejidos y formación de úlceras.

¿Se pueden prevenir las varices?

Afortunadamente sí, las varices pueden prevenirse y sus síntomas pueden desaparecer aplicando ciertos cambios en tu estilo de vida. Entre ellos:

  1. Mejora tu dieta e incluye altas fuentes de fibra, como lechuga, zanahorias, acelga, espinaca o brócoli. Esto, aunque lo habrás leído repetidamente, es la clave para evitar el estreñimiento y disminuir la presión dentro del abdomen. quitar varices tronculares
  2. Haz ejercicio siempre que puedas. Los ejercicios como caminar, trotar, correr o nadar son excelentes herramientas para fortalecer las pantorrillas, que no son más que los músculos encargados de propulsar la sangre en contra de la gravedad para evitar su estancamiento.
  3. Usa ropa holgada. Los pantalones ajustados de cierta manera empeoran las varices. Y es que ejercen más presión sobre las venas ya dañadas y favorecen la inmovilización de la sangre.
  4. Si pasas largas horas de pie o en una misma posición, establece descansos para moverte y permitir que la sangre fluya. 
  5. Date duchas con agua fría al finalizar el día y evita las fuentes de calor como saunas, jacuzzis o duchas calientes. 
  6. Acude con un profesional cuánto antes. La prevención no sólo se trata de implementar nuevos hábitos de vida, también incluye mantener tus venas en control con profesionales.

El control manejado por especialistas en eliminar varices permite que como paciente recibas la información necesaria para evitar que los síntomas empeoren y el tratamiento adecuado según el grado de severidad de tus varices.

¿Cuándo acudir a un especialista en varices?

Siempre y cuando no tengas familiares con varices, debes acudir con un especialista en el momento en el que se presenten los primeros síntomas, como dilatación venosa, arañas vasculares, dolor o retención de líquido (edema).

Si por el contrario, tus familiares tienen varices, consulta con un profesional incluso cuando las dilataciones no hayan aparecido. Sólo así podrás prevenirlas o retrasar su aparición. 

Encuentra la solución a tu problema de varices tronculares en las piernas en Centro de Estudios Vasculares

En nuestro centro cada paciente recibe un plan terapéutico y preventivo enfocado a la severidad de su lesión. 

Nuestros procedimientos son seguros, por lo que después de cada sesión puedes continuar con tu rutina diaria sin efectos adversos. 

Entre los más recomendados por los expertos se encuentran el adhesivo médico (conocido por su efectividad e innovación), la esclerosis con microespuma o sin ella, la radiofrecuencia, la flebectomía, entre otros. 

Encuentra la solución a las varices tronculares. No lo piensas más y pide ya tu primera cita

cira varices centro vascular

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.
Tienes que aprobar los términos para continuar