El embarazo es un período maravilloso de la vida de cualquier mujer lleno de cambios corporales fascinantes, en el que un nuevo ser humano crece y se forma en el vientre materno. Este trae consigo muchísimas modificaciones naturales necesarias para poder formar una nueva vida y resguardar su bienestar durante 9 meses.

A pesar de ser una etapa hermosa, muchos de esos cambios, que son completamente normales y en su mayoría reversibles, pueden llegar a ser bastante molestos para la mujer. Uno de ellos sumamente frecuente son las varices.

El 50% de las mujeres embarazadas, con antecedentes familiares de varices (madre y/o padre), pueden desarrollarlas durante este periodo.

¿Qué son las varices?

Son una dilatación de las venas más superficiales que pueden adquirir o no un trayecto tortuoso. Se pueden acompañar de una coloración azulada en los pies y su localización más frecuente es en las extremidades inferiores. Sin embargo, es probable que durante el embarazo el 40% de las mujeres presenten varices en la vulva

La aparición de telangiectasias o arañas vasculares también es normal durante el embarazo. Estas son venas o capilares superficiales pequeños que tienen una coloración azulada o morada.

¿Por qué salen varices en el embarazo?

prevención varices embarazoAdemás de la predisposición genética, el embarazo trae consigo una serie de cambios en el organismo de la mujer que generan varices. 

Existen 3 factores principales; el primero por acción de las hormonas propias del embarazo sobre el cuerpo, seguido del aumento de la presión que ejerce el útero sobre las venas de la pelvis y piernas y, por último, el aumento del volumen de la sangre en el cuerpo. Hablamos más sobre esto a continuación:

  • Influencia de las hormonas en la aparición de varices en el embarazo

La progesterona (principal hormona del embarazo), produce dilatación en la pared venosa, lo que provoca que el diámetro de las mismas aumente y a su vez que el flujo sanguíneo se enlentezca, resultando en válvulas venosas insuficientes que terminan por generar venas más grandes y, por consiguiente, varices

Los estrógenos, a pesar de favorecer la constricción venosa, producen un aumento del flujo sanguíneo en las extremidades inferiores, aumento de la volemia, retienen sodio y agua y favorecen el edema de las piernas, especialmente en los últimos tres meses de gestación.

  • Útero en crecimiento

Por otro lado, el crecimiento del útero gestante tiene un efecto mecánico, ya que ejerce presión en la vena cava abdominal. A su vez, con el aumento de la presión abdominal que comprime las venas, se enlentece el flujo sanguíneo venoso de las piernas dificultando el retorno venoso y favoreciendo la formación de varices.

  • Aumento del flujo de sangre

Finalmente, el flujo sanguíneo incrementa en un 45%, entre el primer y el segundo trimestre, para poder cubrir las necesidades de la placenta que alimenta al bebé. Esto genera una mayor presión y, por lo tanto, aumenta la dificultad en la circulación de la sangre.

centro varices Madrid

 

PEDIR CITA

¿Cuáles son los riesgos de tener varices durante el embarazo?

Las varices en estadios iniciales pueden ser un problema únicamente estético. Sin embargo, cuando estas progresan a estadios más avanzados provocan mucho dolor, úlceras e incluso sangrado

Cuando la mujer sufre de varices previo al embarazo es mucho más probable que durante el mismo estas empeoren, por todos los cambios antes descritos, y generen problemas mayores para la salud.

Con respecto a las varices que aparecen en el área de la vulva, estas implican un riesgo mayor en caso de que sean muy grandes. Requerirán una evaluación detallada antes del trabajo de parto para determinar si soportarán o no la presión del momento del parto.

Por esto es importante consultar con el médico tratante de los posibles riesgos que pueden presentarse, asistir a todos los chequeos y consultas, y de ser necesario, acudir a un especialista en el tratamiento de varices

¿Cómo prevenir las varices en el embarazo?

Prevención de varices y embarazoAlgunos consejos que te ayudarán a prevenirlas, y también a disminuir sus molestias si ya las tienes, son:

  1. Evitar pasar demasiado tiempo en la misma postura, ya sea sentada o de pie. Siempre es bueno mover las piernas y los pies, ya que la actividad muscular permite que las válvulas venosas en las piernas trabajen de forma adecuada. 
  2. Si estás sentada, trata de no cruzar las piernas, así aliviarás un poco la presión sobre los miembros inferiores. 
  3. Acostarse con los pies en alto o elevados favorece y alivia la circulación de la sangre en los miembros inferiores. Puedes hacer esto cuando vayas a descansar o incluso al dormir. 
  4. Utilizar medias especiales de compresión para varices, estas favorecen la circulación y alivian los síntomas.
  5. Darte duchas en las piernas con agua fría.
  6. Cuida tu dieta y evita los alimentos con alto contenido de sodio (sal). Estos favorecen la retención de líquido lo que genera mayor presión en las piernas. 
  7. Dile adiós al cigarrillo. Fumar perjudica la circulación de la sangre, lo cual contribuye a la formación de varices, además de ser sumamente dañino para tu salud en general y la de tu bebé.
  8. Realizar ejercicios como caminar, nadar, yoga o pilates es muy beneficioso para aliviar las molestias que producen las varices.
  9. Evita usar ropa muy ajustada en las piernas y en la cintura porque esta interfiere con el retorno venoso.
  10. Evita el uso de tacones muy altos.
  11. Evitar levantar objetos muy pesados.
  12. No te expongas a sitios muy calientes. El calor excesivo dilata las venas.
  13. Recibir masajes en las piernas, cintura y tobillos además de relajante es favorecedor para la circulación.

Recuerda que las varices que aparecen a causa del embarazo muchas veces se atenúan o desaparecen después del parto. Pero, aquellas que ya estaban allí antes de quedar embarazada, pueden agravarse y generar problemas mayores en tu salud. 

En nuestra clínica de varices en Madrid te ayudamos a tratar las varices y sus complicaciones

Estar en las mejores manos brinda los mejores resultados, y para nosotros, nuestra prioridad es tu bienestar.

En el Centro de Estudios Vasculares contamos con especialistas capacitados para detectar las señales sutiles de problemas varicosos y proporcionar tratamiento oportuno. 

Te guiamos desde los cambios en el estilo de vida, medicamentos enfocados a aliviar los síntomas, hasta la elección de las medias de compresión adecuadas para ti. Además, ofrecemos los mejores y más actualizados tratamientos sin cirugía ni dolor que mejor se adapten a tu problema, como:

 

Solicitar valoración gratuita con Eco Doppler