¿Qué son las várices y por qué se producen?

Las varices pueden provocar un problema estético, causar dolor o malestar, e incluso, desencadenar en problemas más graves. 

Acudir a un especialista en el tratamiento y prevención de varices es la solución más eficaz para evitar un problema mayor. En el Centro de Estudios Vasculares te mostramos qué causas y síntomas producen las varices, y del mismo modo, qué tratamientos y recomendaciones te ofrecemos para su prevención y eliminación para mejorar tu salud y calidad de vida.

¿Qué son las varices?

Reciben el nombre de varices la dilatación y tortuosidad permanente de las venas superficiales que se localizan más frecuentemente en los miembros inferiores del cuerpo. Es una patología que afecta exclusivamente al género humano y hasta la fecha no ha sido posible identificar una única causa de las mismas.

Déjanos tus datos para una valoración gratuita sin compromiso




    Tipos de varices

    Varices Tronculares

    Se desarrollan a nivel de los troncos venosos superficiales de los miembros inferiores y pueden tener un gran calibre. En su evolución pueden presentar complicaciones tales como varicoflebitis, úlceras o hemorragias.

    Microvarices o Varicosidades

    Son dilataciones a nivel de las pequeñas venas de la piel cuya repercusiones son netamente estéticas. También se las conoce como “arañas vasculares”.

    Estos dos tipos y varices que hemos mencionado son consideradas las principales.

    Varices esenciales o primarias

    Existe un tipo de varices denominadas varices esenciales o primarias que suele afectar  a personas con antecedentes familiares de varices, dato que orienta sobre la predisposición genética, a lo que se suman otros factores desencadenantes tales como los embarazos, permanecer de pie durante períodos prolongados, sobrepeso, etc.

    Varices secundarias

    Las denominadas varices secundarias responden a una causa conocida que afecta el sistema venoso, tal como malformaciones congénitas, uniones anormales entre arterias y venas (fístulas arteriovenosas) o la forma más frecuente, que son las varices postflebíticas resultantes de una sobrecarga del sistema venoso superficial por una trombosis a nivel del sistema venoso profundo.

    ¿Cómo funciona el sistema venoso a nivel de los miembros inferiores?

    Reciben el nombre de varices la dilatación y tortuosidad permanente de las venas superficiales que se localizan más frecuentemente en los miembros inferiores. Es una patología que afecta exclusivamente al género humano y hasta la fecha no ha sido posible identificar una única causa de las mismas.

    De manera general, el sistema venoso es el encargado de conducir la sangre poco oxigenada proveniente de los tejidos hacia el corazón, desde allí, la sangre es enviada a los pulmones para su oxigenación y retorna a los tejidos a través de las arterias

    A nivel de los miembros inferiores podemos distinguir una rica red venosa dividida en tres sistemas principales y relacionados entre sí:

    El sistema venoso superficial:

    Localizado en el espesor del tejido graso por debajo de la piel, se encarga de drenar las estructuras superficiales a través de las venas safenas.

    Transporta aproximadamente el 10% de la sangre venosa.

    El sistema venoso profundo:

    Ubicado en el espesor de los músculos, drena las estructuras profundas de los miembros y además recibe la sangre de las venas superficiales a través del sistema de las perforantes. Conduce el 90% de la sangre venosa del miembro y está representado por venas que corren vecinas a las arterias que lo irrigan.

    Sistema de las venas perforantes:

    Comunica los sistemas superficial y profundo atravesando la aponeurosis, en condiciones normales conducen la sangre desde el sistema superficial al profundo y se localizan a nivel de la pierna y muslo.

    Cómo tratar las varices

    ¿Por qué se producen las várices?

    Las varices se producen cuando las venas no llevan correctamente la sangre al corazón, esta se acumula en ellas y es por eso que se dilatan y se vuelven tortuosas.

    Cuando las arterias y capilares envían la sangre rica en oxígeno del corazón a todo el cuerpo, esta debe pasar por las válvulas venosas y volver al corazón. A veces, las válvulas que deben dejar pasar la sangre y cerrarse para impedir que vuelva, se debilitan y pierden elasticidad.

    Este suceso provoca que las venas se llenen de sangre que no circula correctamente y se dilaten. Al dilatarse, estas venas se retuercen para caber en su espacio normal y se producen las varices.

    Durante la posición de pie, el retorno venoso se encuentra dificultado por la acción que ejerce la gravedad sobre la columna líquida contenida en las venas; para contrarrestar esté efecto, las venas poseen válvulas en su interior que impiden el reflujo de la sangre a lo que se suma la acción de los músculos de la pantorrilla que comprimen las venas durante la marcha.

    Así podemos mencionar factores que favorecen el retorno venoso (posición acostada con las piernas elevadas, actividad física, natación, presencia de válvulas venosas, etc.) y otros que lo dificultan (posición de pie, sedentarismo, estreñimiento, dilatación venosa con insuficiencia valvular, etc).

    Síntomas de las varices

    Las mujeres padecen varices con una incidencia tres veces mayor que los hombres debido a causas genéticas y hormonales. Su origen es multifactorial y puede deberse a antecedentes familiares, embarazos, permanecer de pie durante períodos prolongados de tiempo, etc.

    El principal síntoma indicador de varices es la constancia de la variz visible en la pierna. Además, quien sufre de varices suele presentar los siguientes signos:

    Hinchazón en los tobillos y los pies.

    Pesadez y dolor en las piernas.

    Picor en las piernas, sobre todo en la zona de los tobillos.

    Calambres y pinchazos en las piernas.

    Estos síntomas constituyen el cuadro de insuficiencia venosa crónica.

    Complicaciones de las varices si no se tratan

    Las varices empeoran irremisiblemente con los años constituyendo un cuadro de evolución crónica. Si las varices permanecen sin tratamiento originan síntomas y complicaciones derivados de la lentitud del retorno venoso de las piernas además de la importante afectación estética. Por eso, en cuanto aparezcan los síntomas, debes acudir de inmediato a un especialista en varices para que te indique qué tratamiento es el más indicado. 

    La presencia de varices de gran calibre, acompañadas o no de síntomas representan un mayor riesgo de padecer una trombosis venosa profunda (también llamada tromboflebitis), hecho que puede ocurrir cuando se suman otros factores predisponentes tales como la edad, encamamiento, traumatismos, cirugías o viajes prolongados en avión. En este último caso constituye el denominado síndrome de la clase turista.

    tratamiento varices

    Clínica de varices en Madrid, te ayudamos a tratarlas 

    En el Centro de Estudios Vasculares, además de brindarte un tratamiento efectivo que se adapte a tus necesidades, también te orientaremos con consejos y técnicas para prevenir la aparición de nuevas varices. 

    Es importante tratar las varices más allá de una cuestión estética, ya que con el tiempo deriva en un problema de salud y circulación sanguínea.

    Llevamos más de 20 años ayudando a mejorar la calidad de vida de más de 5.000 pacientes, no esperes a que tu problema de varices se agrave. Pide tu cita valorativa gratuita con Eco Doppler.

    Menú
    Abrir chat