realizar operación varices

Operación de Varices

Tratamientos

Las varices, además de ser un problema estético, significan constantes molestias en el paciente. En ocasiones, estas molestias pueden derivar en complicaciones graves, lo cual puede provocar una situación en la que sea necesario realizar una operación de varices.

Pero en Centro de Estudios Vasculares contamos con algunos tratamientos innovadores que, en ocasiones, sirven como alternativa a una operación. Sin necesidad de tener que pasar por un quirófano.

Cuando la enfermedad varicosa avanza es momento de buscar ayuda profesional, pues es signo de que hay una enfermedad de base llamada insuficiencia venosa crónica y requiere atención.

Son muchos los tratamientos que se han descrito para tratar las varices. Todos ellos con el objetivo de aliviar los síntomas, evitar las complicaciones y mejorar la estética del paciente.

Tratamientos quirúrgicos

De forma convencional, la operación de varices se indica en varices de mediano y gran tamaño, sobre todo cuando estas producen mucho dolor, hormigueo, dificultad para deambular. Para llevar a cabo dicho procedimiento existen diferentes técnicas:

Flebectomía o stripping

Se trata de la técnica más antigua. Consiste en eliminar por completo una parte del sistema venoso superficial (vena safena interna y externa) y de extirpar todas las venas varicosas visibles.

tratamiento varices sin cirugía

Se realiza a través de una incisión en la ingle y otra alrededor del tobillo por donde se extraerá la vena primaria, además de pequeñas incisiones a su alrededor para extraer las secundarias. 

El procedimiento se ejecuta bajo anestesia general (el paciente está completamente dormido) o epidural/raquídea (solo se duerme la parte inferior del cuerpo). Requiere de hospitalización durante 2-3 días, con posterior reposo absoluto de 5-10 días y baja laboral de 15 días a un mes.   

El uso de este tratamiento ha disminuido considerablemente por la aparición de nuevas técnicas menos agresivas y con menor riesgo de complicaciones postoperatorias.  A pesar de ser un procedimiento donde se extraen las varices, en un 20% de los casos estas vuelven a reproducirse.

Conservación hemodinámica de la insuficiencia venosa ambulatoria (CHIVA)

Esta técnica es menos agresiva que la anterior, ya que conserva una o ambas venas safenas (interna y externa) para asegurar el flujo venoso. Fue desarrollada especialmente para personas que no puedan hacer un reposo tan largo, que no puedan someterse a anestesia general o simplemente en los que se contraindique la cirugía convencional.

El procedimiento consiste en realizar pequeñas incisiones por las cuales se “desconectarán” las varices de su origen y en ocasiones se extraerán. Esto se realiza previo marcaje de las venas varicosas, mediante Eco Doppler, que servirá de guía durante la cirugía. 

En este caso, se utiliza anestesia local en los lugares de incisión. Además, el paciente deberá deambular posteriormente a la cirugía como parte del tratamiento. Sin embargo, requerirá reposo laboral de al menos 10 a 15 días. La técnica CHIVA requiere de revisiones periódicas y posteriormente una vez al año. 

Hoy en día existen métodos no quirúrgicos, mínimamente invasivos y muy efectivos para tratar las varices, con excelentes resultados y sin necesidad de guardar reposo.

cita varices

Tratamientos no quirúrgicos

Actualmente, se han desarrollado técnicas para eliminar varices sin cirugía y sin dolor. Algunas de ellas son:

Tratamiento de esclerosis con microespuma

la cirugía de varices

Desarrollado para todo tipo de varices, en especial aquellas de gran calibre como las tronculares.

Consiste en introducir mediante una pequeña inyección un medicamento esclerosante en forma de microespuma (etoxisclerol o polidocanol) que actúa directamente sobre la pared de la vena varicosa, provocando su encogimiento y reabsorción definitiva.

No requiere usar anestesia y se realiza de manera ambulatoria. Posterior al procedimiento, el paciente puede reincorporarse a su actividad laboral y vida cotidiana de manera inmediata, utilizando medias de compresión. 

Adhesivo médico

Igual que el anterior, este procedimiento no requiere anestesia. Consiste en introducir un fino catéter en la vena varicosa mediante una pequeña punción con aguja y bajo control ecográfico. A través de dicho catéter y con un inyector especial se introduce el adhesivo en pequeñas cantidades, que sellará la vena y eliminará las varices.

Una vez realizado, el paciente podrá volver a sus actividades diarias de manera inmediata. No requiere el uso de medias de compresión y los resultados son muy satisfactorios.

Aplicación de calor mediante láser o electrocoagulación con radiofrecuencia

Esta técnica consiste en introducir un pequeño catéter en la vena varicosa que libera calor al entrar en contacto con la pared del vaso, provocando la coagulación con posterior colapso y cierre de la vena. 

operación de varices

Luego del procedimiento se realizan vendajes de compresión, y luego se progresa a las medias de compresión.

Esta técnica requiere anestesia en el trayecto de la vena, su recuperación es sumamente rápida y sus resultados muy favorecedores. 

Como todo, cada procedimiento tiene sus beneficios y sus inconvenientes.

Cuando se trata del tratamiento para las varices, comparamos el quirúrgico con el no quirúrgico estableciendo que:

Ventajas y desventajas de eliminar varices con cirugía

Ventajas 

  • Reestablece la circulación.
  • Posterior a la recuperación, mejoras la estética de tus piernas y los síntomas se minimizan. 
  • Previene complicaciones propias de las varices más graves.

Desventajas 

  • Infección de la herida quirúrgica.
  • Hematomas o sangrados.
  • Trastornos de sensibilidad.
  • Reaparición de las varices en 20% de los casos
  • Requiere hospitalización.
  • El periodo de recuperación es más largo.

Ventajas y desventajas de eliminar varices sin cirugía

Ventajas

  • No requiere anestesia.
  • No requiere hospitalización.
  • No requiere reposo.
  • No produce dolor.
  • Resultados rápidos.
  • Permite volver a las actividades cotidianas y laborales de forma inmediata.
  • Evita las complicaciones propias de un acto quirúrgico.

Desventajas

  • Requiere de un mayor número de sesiones.

A día de hoy, tratar las varices sin cirugía y sin dolor es perfectamente posible. No necesitas someterte a los riesgos del quirófano para eliminar sus síntomas y su apariencia.

Alternativa a operación de varices en Madrid

En Centro de Estudios Vasculares somos expertos en el tratamiento de varices sin cirugía. Contamos con años de experiencia para atender y tratar tus varices sin dolor. 

En nuestro centro te evaluamos, diagnosticamos, tratamos y hacemos seguimiento de tu caso, siempre de la mano de la opinión profesional, de forma personalizada y adaptado a tus necesidades. 

cira varices centro vascular

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.
Tienes que aprobar los términos para continuar